consejos para economizar la calefacción este invierno

Como el invierno se avecina, sabemos que con eso se elevan los costos de las facturas de electricidad y gas de todo el año por el uso indiscriminado de calefacción,. Por eso, el tema esta vez de Fontaneros en Leganes, será recomendarte algunos consejos para que puedas economizar algo de ese dinero y al mismo tiempo, protegerse durante el período más frío del año.

Incrementa el aislamiento térmico de tu casa

Una manera sencilla de ahorrar, que no requiere de mucha dedicación o de realizar oras complejas en tu casa, es incrementar la calidad del aislamiento térmico en vuestras casas mediante la colocación de un burlete de goma en las ventanas y puertas.

Las puertas y ventanas de nuestras casas es el sitio principal por donde ingresa el frío del invierno. Es importante que te dediques a comprobar si los cerrojos y protectores de las puertas y ventanas sirvan como debe ser y estén bien aislados térmicamente.

Si existen lugares por donde pueda meterse el aire frío dentro de la casa, puedes arreglar este problema mediante la colocación de un burlete de goma en las puertas y ventanas de tu hogar, no importa si están hechos de madera o metal.

Prevenir que tus cañerías se congelen

Las personas que viven en áreas geográficas muy frías y que tienen tubos y cañerías de agua en el exterior de su casa, los chances son muy altos de que se hayan visto afectados por un tubo roto a causa del frío extremo.

Este problema puede necesitar de arreglos y soluciones muy caras, como el reemplazo de un pedazo de tubería rota. Para prevenir esto, es recomendable usar material aislante o intentar calentar las cañerías mediante el uso de artefactos como fomenteras de agua caliente o incluso secadores de cabello.

Si se llegase a romper un tubo debido al congelamiento del agua por las bajas temperaturas, aconsejamos que se llame un fontanero profesional, debido a la magnitud del problema.

Limpiar los radiadores

Limpiar el radiador es un proceso que incluye sacar las burbujas de aire que puedan encontrarse dentro de la estructura del artefacto para que pueda calentar de manera eficiente. Al tener un radiador limpio, ayudamos a que el consumo de energía de la caldera de gas sea mucho menor y por ende aligerar su costo.

Este proceso se debe hacer siempre que empiece el período en que se comienza a usar el radiador. Es importante mantener limpios y despejados todos los radiadores que estén cerca de la caldera de gas.

Gire el tornillo del radiador que se encuentra en la parte lateral externa del aparato hasta que comience a salir un poco de agua por éste mismo, espere a que termine de salir el aire dentro del radiador y así lo tendrá listo para usar durante el invierno. No se olvide de volver a colocar el tornillo de vuelta en su lugar.

Encuentre daños en su caldera

Con el uso frecuente de la caldera y el pasar de los años, no es raro que la caldera deje de funcionar como antes, ya que no es un artefacto tan perenne que digamos. Un buen consejo es que regularmente chequees la caldera con ayuda de un profesional, para que se puedan descubrir a tiempo averías que puedan terminar prematuramente con la vida útil de tu caldera antes de que sea demasiado tarde y te termine saliendo más caro.

Si su caldera pierde presión, comienza a realizar sonidos raros, o enseña señales de error, son banderas rojas que deben poner a usted en modo alarma para llamar a un fontanero profesional para solucionar este tipo de problemas.

Contacte a un experto

Aunque existen problemas de cañerías y de sistemas de plomerías que se puede solucionar rápidamente y relativamente gratis, la opinión de un experto entrenado siempre podrá evitar posibles amenazas imprevistas a largo plazo.

Siempre es recomendable tener nuestras cañerías y calderas listas para enfrentar el frío del invierno, para así evitar mayores gastos en nuestras facturas de luz y gas o en averías desafortunadas.