Como reparar el mecanismo de cisterna con fuga de agua

Obviando los grifos, que indudablemente son los elementos de las instalaciones de fontanería que más usamos diariamente dado a que son los encargados de proporcionarnos el agua necesaria para cualquier tarea o procedimiento domestico de aseo que realizaremos, otro de los componentes de fontanería más importantes y que utilizamos con gran frecuencia es la cisterna del inodoro.

Al igual que otros elementos, la cisterna del escusado se deteriora con el paso del tiempo debido a la gran carga de operatividad y usos que le proporcionamos diariamente, por lo que no resulta extraño que dichos dispositivos presenten en algún momento cierto tipo de desperfecto, de los cuales el más común es la pérdida o fuga de agua.

Que la cisterna del W.C de tu hogar pierda cantidades importantes de agua es un problema al que debe otorgársele la suficiente importancia y atención, puesto que dicho desperdicio de agua no solo representa un malgasto indebido de este recurso natural, también se refleja en el precio de la factura del servicio de agua siendo está más elevada cuanto mayor sea la cantidad de agua que pierde la cisterna dado a la avería de la misma.

¿Cómo se puede solucionar las fugas de agua de la cisterna?

Por suerte, solventar la gran mayoría de los problemas que causa que una cisterna pierda agua de forma indebida es realmente sencillo y no supone un gasto de dinero extraordinario, puesto que con simples ajustes y remplazo de ciertas piezas se puede lograr que la cisterna del inodoro recupere su funcionalidad apropiada, sin embargo, resulta necesario conocer de antemano las piezas y partes de una cisterna para proceder posteriormente con su reparación.

Entendemos que existe un sinfín de modelos de cisternas de escusados e inodoros por lo que no todos estos elementos cuentan con la mismas piezas o partes, no obstante, en este artículo nos referiremos a los componentes fundamentales y esenciales de las cisternas y a la función que cumplen dichas partes, ya que al conocer las piezas de estos elementos podemos detectar donde se encuentra específicamente la avería que provoca la fuga o perdida de líquido en la cisterna.

¿Cómo está formada una cisterna?

La mejor forma de comprender el funcionamiento de una cisterna es visualizando sus piezas y componentes internos, y para ello se deberá remover con suma delicadeza la tapa que se encuentra en la parte superior de este elemento ya que dicha cubierta generalmente es fabricada en materiales susceptibles a los golpes como lo es la cerámica, por ello al realizar este paso se debe ser muy cuidadoso.

Otra de las precauciones que se debe tener con respecto a la tapa de las cisternas es que en dicha pieza se encuentran usualmente los botones y parte del mecanismo que al ser accionado provocan la descarga de la cisterna, por ello, debemos visualizar dichos botones y evitar encarecidamente causarle algún tipo de perjuicio o daño.

Luego de haber quitado la tapa con las previsiones que anteriormente describimos ya podrás visualizar dos piezas esenciales en la operatividad de la cisterna, como lo son el par de columnas que emergen desde el fondo de la cisterna. Visualizaremos igualmente que una de las dos torres es mucho más central y de mayor envergadura que la otra, dicha columna o torre tendrá el botón o pulsador que acciona la cisterna en su polo superior, puesto que es este el componente de la cisterna encargado de recibir el agua proveniente de la toma o fuente de suministro y redirigir la misma al interior del escusado cuando este sea activado.

La segunda columna, mucho más delgada y hallada en la periferia del interior de la cisterna tiene la función de actuar como el sistema encargado de prevenir el desborde de la cisterna gracias a una boya flotadora que dependiendo del nivel de agua cierra o abre la toma de suministro de agua. Algunas cisternas poseen además una tercera columna complementaria que une a las dos torres previamente mencionadas y que tiene la función de minimizar al máximo el ruido generado por las descargas de la cisterna.

Tipos de problemas que pueden presentar las cisternas

Fugas dentro del inodoro

Comenzaremos con la descripción de los problemas más comunes que poseen las cisternas en orden secuencial priorizando el tipo de avería más frecuente, y en este sentido los problemas de pérdidas de agua dentro del escusado son indudablemente los más usuales. Este inconveniente es fácil evidenciarlo, ya que veremos cómo discurre el agua en el interior del W.C sin haber pulsado el botón de vaciado.

El origen de este problema reside en la goma ubicada en el fondo de la cisterna y que debería actuar como un sello hermético para prevenir que el agua no fluya cuando no se ha accionado el mecanismo de descarga. Esta goma puede deteriorarse y dejar de funcionar apropiadamente, por lo que la solución de este problema es reemplazar dicho elemento por uno nuevo.

Descargas inapropiadas de agua

En ocasiones, el problema anteriormente descrito se presenta luego de haber accionado el vaciado de la cisterna, por lo que en lugar de llenarse la misma esta se continuara descargando en el interior del escusado y el reservorio de agua de la cisterna no se terminara de llenar. En este tipo de avería la goma que anteriormente destacamos también posee inconvenientes, por ello la solución es la misma, se deberá adquirir una nueva goma, las cuales son muy asequibles, y reemplazar la averiada.

Problemas con la boya

Quizás el peor problema que pueda presentar una cisterna es la falla de los componentes encargados del sistema anti-desborde, puesto que en este caso el tanque de la cisterna se llenara de tal manera que se derramara agua en grandes cantidades a través de la tapa de este elemento creando una inundación indeseada en el cuarto de baño.

La causa de dicho problema suele sucederse por un desajuste entre la boya y la columna que sujeta dicho elemento, por lo que para solventar este inconveniente deberemos asegurarnos de que la torre que sostiene la boya se halle alrededor de cuatro centímetros por debajo, con este sencillo procedimientos solucionaremos este inconveniente.