Procedimientos para sustituir un inodoro antiguo

Convivir con un inodoro o escusado defectuoso en el hogar es algo verdaderamente indeseable, puesto que dichos sanitarios cumplen una función altamente importante en la evacuación de desechos desagradables, por lo que, si los mismos presentan goteras, fugas, obstrucciones o atascos, entre otro tipo de problemas esto afectara significativamente la salubridad de nuestro cuarto de baño y por ende de nuestra vivienda.

Ante un inodoro defectuoso y problemático la solución es reemplazar el mismo y aunque no lo creas, esta sustitución puedes realizarla por tu propia cuenta si sigues los siguientes pasos y procedimientos que te indicaremos para el cambio de un inodoro antiguo.

Materiales y Herramientas a utilizar:

  • Masilla de calafateo para silicona
  • Pernos
  • Un nuevo inodoro
  • Destornilladores
  • Espátula
  • Anillo de cera
  • Llave inglesa

Prepararse para la sustitución del inodoro

Previo a la instalación y compra del nuevo inodoro debemos evaluar algunos destalles para que esta operación sea completamente exitosa. Antes de desinstalar el ejemplar obsoleto debemos detallara con precisión donde residen los pernos que une a este elemento al suelo del baño para saber qué tipo de disposición de pernos necesitamos en el nuevo inodoro que adquiriremos.

También es conveniente buscar donde se encuentra los orificios de montaje del inodoro y realizar una medida desde dichos agujeros hasta las paredes que colindan con el inodoro, en especial la pared posterior, para que al momento de comprar el nuevo inodoro tengamos en cuenta dichas mediciones de forma que elijamos un modelo que encaje perfectamente en el sitio de instalación del inodoro.

Que tener en cuenta al comprar el inodoro de reemplazo

Deberás elegir entre los dos modelos más comunes de los inodoros, aquellos innovadores ejemplares que cuentan con un diseño ergonómico de una sola y única pieza, o los clásicos escusados con taza y tanque.

La ventaja que brinda adquirir escusados con dos piezas radica en que es posible sustituir solo uno de estos elementos en caso de ser necesarios, es decir cambiar exclusivamente la taza o solo el tanque si el problema está focalizado en una de estas piezas.

Existen algunos elementos que tendremos que adquirir de forma independiente ya que habitualmente no están incluidos en la compra del tanque y la taza de nuestro nuevo inodoro. Por ejemplo, debemos comprar pernos para inodoros que sean ajustables, junta de cera, líneas de suministro, y actualmente es común que las tazas de inodoros que se comercializan no contengan el asiento del inodoro, por lo que también debemos evaluar y tener en cuenta la compra de este artículo.

Desinstalando el antiguo y defectuoso inodoro

  • Lo primero que realizaremos será cortar el suministro de agua, para lo que tendremos que cerrar la válvula que usualmente suele estar ubicada entre la pared y el tanque del inodoro.
  • Debemos realizar las descargas que sean necesarias para vaciar toda el agua que se encontraba en el tanque del inodoro luego de haber cerrado la válvula.
  • El siguiente paso será desconectar la línea de suministro que une el tanque con la pared del cuarto de baño.
  • Debemos quitar la tapa del tanque y tener en cuenta la fragilidad de dicho elemento, por lo que convenientemente te recomendamos que la coloques fuera del cuarto de baño en un lugar donde se encuentre segura y libre de peligros.
  • Ha llegado el momento de desmontar el tanque y separarlo de la taza, para lo cual tendremos que concentrarnos en los pernos que unen a estas dos piezas. En ocasiones resulta sencillo realizar este desmontaje con el uso de las herramientas apropiadas, sin embargo, es probable que las tuercas se encuentren oxidadas y no permitan desenroscarlas de forma fácil, para lo que recomendamos instilar algunas gotas de lubricante para facilitar este procedimiento.
  • Seguidamente realizaremos el desmontaje de la base este elemento la cual estará sujeta el suelo del cuarto de baño por pernos y quitaremos dichos elementos de sujeción teniendo en cuenta la recomendación previamente realizada.
  • Finalmente, la taza solo quedará unida al suelo por la junta de cera, la cual cederá fácilmente al realizar movimientos continuos y baja intensidad que facilitaran el despegue de este elemento.
  • Por último, sellaremos con tampones provisionales de paño o papel los orificios de desagüe expuestos y limpiaremos y lijaremos el sitio donde se instalará el nuevo escusado.

Como instalar un nuevo inodoro

  • Instalación de la taza: Debemos iniciar colocando los pernos que fijaran la taza al suelo en el lugar y la disposición apropiada para luego montar el anillo de cera. Luego, con mucha precaución debemos colocar la nueva taza de inodoro que hemos adquirido en el lugar apropiado teniendo en cuenta los agujeros de desagüe y lo fijaremos sin tensión con las tuercas y arandelas pertinentes.

Lo próximo a realizar será presionar la taza del inodoro contra el anillo de cera hasta lograr la ubicación disposición más idónea. Por ultimo ajustaremos las tuercas y arandelas previamente descritas y algunos fontaneros recomiendan utilizar silicona para sellar la base de la taza al suelo.

  • Instalación del tanque: En base a las instrucciones que posea en la caja el tanque debemos colocar la goma de la base de este elemento, para luego utilizar los pernos necesarios que permitan unir fijamente el tanque con la taza del inodoro.

Finalmente, solo restara con añadir la línea de suministro de agua al tanque, la cual instalaremos con el uso de una llave ajustable para procurar que no existan goteras entre la válvula de la toma de agua y el tanque.

Finalmente, ajustaremos el mecanismo de descarga

Siguiendo los pasos que anteriormente hemos descrito, la instalación del nuevo y resplandeciente inodoro ya estará prácticamente finalizada, solo bastará con realizar algunos procedimientos sencillos y rápidos de efectuar como la instalación del asiento de baño y el ajuste preciso del sistema de descarga.

Para saber si el sistema de descarga funciona apropiadamente tendremos que realizar una serie de pruebas descargando repetidamente el inodoro, de forma que, si detallamos algún tipo de fallo o problema, tendremos que revisar las instrucciones del fabricante del escusado que hemos adquirido para seguir los pasos que se especifican con respecto al ajuste de las descargas del sanitario.